Iñigo Serrano

Iñigo Serrano es abogado fundador de la firma Sello Legal pese a su juventud lleva mucho tiempo dedicándose a ello e incluso teniendo la oportunidad de trabajar con la familia, decidió lanzarse por su cuenta y formar un nuevo despacho.

[Abro Spiler]

Su padre ahora trabaja para él.

[Fin del Spoiler]

Entre otras ramas, en su despacho trabajan el Fishing, de hecho lo hacen muy bien y a día de hoy la reclamación por phishing bancario es una de las palancas de crecimiento más importantes en su despacho.

Si te pilla de nuevas no te preocupes que te lo aclaro en unas líneas:

El phising, es una de las amenazas en ciberseguridad más populares en la actualidad, este tipo de ataque intenta engañarnos para que demos nuestros datos personales creyendo que se los damos a una empresa o persona fiable con la que ya trabajamos pero en realidad al otro lado se encuentra un cibercriminal que se hace con nuestras contraseñas y nos despluman.

¿Por qué se llama Phishing? muy sencillo, hace referencia pesca pero en esta ocasión, los «pescados» somos nosotros que mordemos el anzuelo.

Esta técnica es una de las más populares en el mundo del ciberdelincuencia por qué es muy sencilla de realizar.

Los cibercriminales o Phisher no sólo buscan robar la identidad de personas anónimas, sino que también aprovechan el despiste de empleados para conseguir información confidencial de cualquier empresa.

Los ataques de phising suelen realizarse por correo electrónico, SMS, redes sociales, incluso por teléfono y cada uno recibe un nombre distinto.

Pero ¿cómo podemos evitar ser víctimas de un ataque phishing? muy sencillo,

Primero, no debemos contestar directamente a este tipo de mensajes.

Los bancos y grandes compañías no suelen usar ni el SMS ni el correo electrónico para pedir datos personales.

Segundo: no hacer clic a los enlaces que aparezcan el los correos.

Aseguraos que la dirección de la página web es segura.

Y tercero, si sospecháis que habéis sufrido un ataque de phising, cambiar todas las contraseñas y poneros en contacto con vuestro banco o los responsables de los datos que os hayan robado.

Por otro lado, desde Sello Legal también trabajan las tarjetas revolving, Iñigo me cuenta cómo una buena estrategia de marketing jurídico y apalancándose en publicidad le ha ayudado a crecer de manera exponencial y a en pocos años contar con un gran despacho y un gran equipo anunciándose como abogados para reclamar tarjetas revolving ha sido un antes y un después con inversiones en Facebook de unos 9.000 euros mensuales.

Disfruta de la conversación